Al asalto de la Peña Ubiña

Estoy en Babia.
Pero esta vez, es literal.
Babia es un bonito valle al sur de Somiedo, o al norte de León, como prefieras. Y si, de aqui salió la conocida expresión de "estar en babia"..... de los pastores que recordaban su tierra durante la transhumancia (o eso dicen).
El caso es que la región es muy interesante, especialmente por el parque de Somiedo, que ofrece preciosas rutas de senderismo, para ver sus montañas, bosques, y las conocidas construcciones locales de pastores y su ganado... los "teítos". A nivel de poblaciones, siento decirlo, nada que ver. La minería y el rudo clima solo ha dejado unos pueblos bastante "desangelados". Como el dia anterior hizo mucho viento, y no tenía a mano la previsión meteo (aqui eso del 3G del móvil es ciencia ficción), salí muy tempranito. ¡Que frío!.... se ve que aquí el invierno llega antes. El despegue fue curioso, porque había una ligera pero caprichosa brisa. Aqui de cara... 2 metros más lejos de espalda ¿?. Además uno de los cientos de mastines que tanto abundan por allí me había echado el ojo, y se estaba pensando si desayunarme.... menos mal, le dió pereza.
Una vez en el aire, tras una buena carrera (vela mojada y terreno alto), me dirijí al este, a lo largo del valle de Babia. Para evitar el viento de cara, traté de volar bajo, protegiéndome con algún relieve. Pero tenía el sol de cara, y me daba miedo no ver alguna línea de alta tensión, así que tuve que subir algo más. Más vale prevenir.
Un poco antes de llegar al embalse de Los Barrios de Luna (que raro, sin niebla), tuve que hacer un aterrizaje de emergencia ¡¡¿¿por Dios, donde hay un baño??!!. Otra de las ventajas del paramotor ¡puedes parar donde haga falta!. Una vez recuperado del "susto", redespegue, y cambio de rumbo: Norte. A la conquista del pico más alto de la región: La Peña Ubiña, de 2417 m. La ruta es preciosa, con su toque de "aventura", porque una parada de motor supone quedarse tirado en medio de la nada. Pude llegar con buena altura al pico, que en su cara oeste tiene un paredón espectacular (habría sido mejor verlo por la tarde, bien iluminado). Me di un buen paseo, vigilando mucho el viento, que a esa altura rondaba los 30km/h...ufff...
Cogí un podo más de altura, y viento en cola para el oeste. Muy atento a los mandos, en previón de los formidables meneos que me podría enviar el sotavento de la Peña Ubiña... pero nada... nada de nada. Calma total ¡menos mal!.
El tramo de vuelta se hizo corto, a casi 70km/h no es de extrañar. Pasé al sur del parque de Somiedo (sin entrar, claro), viendo a lo lejos las zonas que nos recorrimos a pie los dos días anteriores (Pola de Somiedo, lagos de Saliencia, teítos en Llamardal...).
Somiedo, en definitiva, es uno de esos lugares que no se puede uno perder.


Valle de Babia y Somiedo from patricio ruiz on Vimeo.

Para ver el vídeo el HD, ve directamente a: http://vimeo.com/2472655

1 comentarios:

jonito.fly dijo...

Muy bonito, gracias por mostrar-nos estas imagenes.

Traducción