Paramotores reclinados

Volar en una posición reclinada, tal y como se vuela en libre, parece una opción estupenda para mejorar la comodidad en vuelo. Pero no parece una tarea sencilla...

El primer modelo que recuerdo (allá por el 2008) fue el paramotor Mantis, de AIRGATE. Un concepto rompedor, con un estudio de la geometría que no he vuelto a ver desde entonces. La idea, sin embargo, no pareció prosperar, y nunca pude llegar a saber si aquel invento volaba bien.




Luego otros fabricantes han retomado la idea, simplificando la construcción:

PARADYNAMICS.CO.NZ (una empresa de Nueva Zelanda):




 CUSTOM-PARAMOTORS (un fabricante alemán que hace equipos personalizados)
 

RAZEEBUS (El famoso fabricante francés. Además del de la imagen, tienen un modelo con motor eléctrico, que regula automáticamente la inclinación del motor con respecto al cuerpo. ¡Una pasada!).


FTR Advaced Technology (https://www.moskito-light.com): El modelo FTR Light apuesta por conseguir una posición ligeramente reclinada, sin tener que ajustar la iclinación del motor, y así simplificar el chasis.


Agujero en el pistón del EOS100 Booster

A las pocas horas de tener el EOS100 Booster ICI, tengo una parada de motor, al poco de despegar. Al tratar de arrancarlo en vuelo, veo que no tiene nada de compresión. Mal asunto...
Una vez desmontado, se certifica la catástrofe. Una pena, porque estaba en Pirineos y tenía 3 días para poder volar hasta hartarme 😡.
Al llegar a casa, me estaba esperando una carta del fabricante, que decía que habían detectado un error de ajuste del carburador en varias unidades, entre las cuales estaba la mía. Enviaban un nuevo chiclé e instrucciones de ajuste, para evitar que.... se pudiese agujerear el pistón. Ahhhhh!!!!!!!
Al final, envié el motor a Austria, y se encargaron de limpiarlo entero y de cambiar el pistón. Todo cubierto por la garantía.



Porta sensor de temperatura y rpm

Un proyecto facilito para la impresora 3D: Un soporte para el medidor de temperatura de la culata y rpm.



Porta Gimbal (estabilizador de vídeo)

Después de un par de prototipos, parece que a la tercera encontré un buen lugar para poder llevar el estabilizador de vídeo. Lo llevo en contenedor del paracaídas ventral. Despego con el gimbal guardado en la bolsa superior del contenedor, y lo coloco luego en vuelo.
La impresora 3D facilita mucho hacerse piezas a la medida.






Vuelo libre con la Nucleon XX 22m

Este verano tuvimos unas largas vacaciones con la autocaravana. Con tantas cosas que llevar, no pude encajar el paramotor en ningún hueco 😖. Al menos si que pude llevarme la vela (Nucleon XX talla 22m) y la silla de libre. Eso si, con muchas dudas de como se portaría: vela de paramotor reflex volando en libre, con 25kg menos de carga..... uhmmmm

Encajar el vuelo con la familia siempre es complicado. ¡Muyyy complicado!. A pesar de todo, pude pegarme unos vueletes en zonas emblemáticas:

ORGANYA:
Como primer vuelo, no pude escoger peor día. Nada más llegar al despegue un piloto extranjero vino a preguntarme sobre mi equipo, más que nada para avisarme de que el día estaba "heavy". Solo volaban los pilotos de acro, con sus mini velas. El viento era fuerte, y más en altura, pero con la Nucleon XX no tuve problemas. Después de disfrutar un buen rato volando entre estos pilotos, decidí irme a aterrizar. Quizá ayudó ver como uno de ellos tiraba el paraca.....
Del placer pasé a la preocupación, porque no había forma de bajar. Al alejarme del relieve y acercarme al pueblo, la turbulencia era fuerte, así que no era una opción para bajar. Con las barrenas apenas conseguía nada (en el track se ve muy bien). Una sensación curiosa.
Al ser el primer vuelo en libre con esta vela, y con un aire tan movidito, no me atrevía a probar la orejas, que con velas reflex suelen ser complicadas (más tarde, en otros vuelos pude comprobar que en esta vela entran muy bien, y son estables).
La verdad es que me costó un horror bajar. En el aterrizaje ventarrón, que pude controlar bien.
Nada más tocar el suelo se me escapó un enorme suspiro de alivio. El biplacero de la zona vino a verme, y me comentó porqué el día estaba así de guarro. Si hubiese aguantado 45minutos más en el aire, todo se habría calmado, tal y como vaticinó en biplacero.
El caso es que a pesar de haber cometido el "error" de salir a volar, a partir de aquí me quedó claro que la vela, aún con 25kg menos de carga, sigue siendo rápida y muy sólida. ¡Perfecto!



CASTEJÓN DE SOS:
Me pude pegar 2 buenos vueletes en el mítico Castejón de Sos. Menudo despeque el de Liri!!!
Por primera vez pude probar a girar la térmica de servicio, y pude comparar mi vela con las velas de libre.
La conclusión: Cuando las condiciones acompañan, la Nucleon XX funciona perfectamente a la hora de girar térmicas, y podía volar como una vela más. Es más rápida que las demás velas, por lo que es mejor no estar muy cerca de otras velas (se complica el "tráfico"). En las transiciones cae más, es innegable, pero vuela lo suficiente como que no le saquen los colores. A la hora de girar, hay que ir con cuidado, porque la tasa de caída también se degrada (no gira en plano). En cuando a "solidez", vi como varios de mis compañeros de vuelo se comían varias buenas plegadas.
Por mi parte, tranquilidad total. Ni un amago.
Como disfruté!!!













CHAMONIX:
Un sueño hecho realidad. Ya pude volar en la zona con el paramotor hace años, pero ahora, poder remontar en libre hasta el Brevent, y hacerme toda la cuerda hasta el Lac Blanc, fue una experiencia mística. Es un lugar absolutamente excepcional.
Los días que estaba "flojo", estaba claro que con mi vela me iba para abajo de los primeros. Pero en cuando había condiciones, pude volar lo mismo que todas las demás velas.


 Despegue de Planpraz.

 Haciendo volar a mis dos peques en el aterrizaje de Chamonix. ¡Como nos reímos!

Traducción