Vuelos en Riaño


Volando en Riaño (HD) from patricio ruiz on Vimeo.
Para verlo en alta definición, o descargar el archivo original, entra directamente en: http://www.vimeo.com/1882479

Vamos camino de Picos de Europa, con mi mujer Eva y la pequeña Carmen.
Ésta vez, el paramotor viaja en el techo del coche, para ahorrarnos el olor a gasolina. No lo llevó mal... aunque acabó el viaje con una bonita capa de bichos aplastados por todas partes. ¡Al menos no llovió!.
Unos kilómetros antes de llegar a Riaño, al sur de Picos de Europa, el paisaje ya es espectacular, con los ramales del pantano metidos entre montañas rocosas. Ees un pueblo "nuevo", porque el pueblo original está sumergido bajo el agua. Al llegar allí, paramos en la gasolinera para repostar.
Me sorprende la fuerza del viento.
Le pregunto al gasolinero..."¿mucho viento no?". Me responde: "aqui siempre hay viento.... hoy menos de lo que ha venido soplando estos días. Cuando es de norte es peor".
Mal presagio...
De todos modos, de camino al pueblo de Burón, nuestro destino por 2 días, voy localizando posibles campos de despegue... por si acaso.
A la mañana siguiente, a las 7:30 de la mañana ¡sorpresa!... por la ventana no se ve otra cosa que ¡nada!. Una densa niebla lo cubre todo. Ummmm.... si hay niebla es que no hay viento... bien. Estamos al borde del pantano, la niebla es normal... si me alejo de aqui seguramente encontraré un sitio despejado.... y puede.... puede... puede... que me proporcione uno de esos vuelos que no se olvidan.
Y así fue.
Cogí el coche. Alejándome unos pocos kilómetros del pantano, la niebla se disipó, y pude elegir un despegue de entre los muchos campos de pasto disponibles. A pesar de la vela mojada por el rocío, y de la altura del terreno (1130m), despego a la primera, aunque me hago daño en un muslo por no haber calentado antes. Las ganas de salir me hicieron saltar ese paso, y casi me fastidia, no solo ese vuelo, sino los de los siguientes días. Menos mal, me pude recuperar poco a poco.
Cojo altura fácilmente, gracias a la potencia del motor R120, y a las buenas prestaciones de la windtech Zephyr. Me quedo boquiabierto al ver éste increíble paisaje. Ante mí, un mar niebla cubre todo el pantano, y las montañas que lo rodean resplandecen con los primeros rayos del sol. A lo lejos, puedo ver la cara sur de los Picos de Europa. Estoy en la gloria.
Decido ir a ver lo que más me gusta: La montaña. El Circo de Mampodre. Y sus picos Cervunal y Polinosa, los más altos de la zona (algo más de 2100m), y los más espectaculares, con unas paredes de roca que quitan el hipo. A medida que recorro sus paredes por su cara norte, voy subiendo gracias a la ascendencia generada por un viento del norte, que aumenta con la altura. Paso por el pico, y subo hasta los 2700m. Tengo que decidir si volver para atrás, y asegurar un bonito vuelo local.... o tirar para el sur y descubrir nuevos lugares. El riesgo....¿podré volver? me tendría que tirar con viento en cola, al sotavento de Mampodre, y luego no tengo claro el camino de vuelta, porque sería viento de cara y seguramente la niebla bloquea el paso. Lo que más me preocupa es que aquí no hay cobertura para mi móvil, y me sería complicado avisar en caso de quedarme tirado por avería de motor. Que demonios......¡a la aventura!.
Nuevos increíbles paisajes desfilan a mis pies, a 60km/h....uff.... Decido ir perdiendo altura para tratar de volar protegido del viento. Paso por el pantano de Porma, también con algo de niebla, y el pico Suranon. Que maravilla de lugar.
Me falta el tramo final, el más complicado. Estoy en el límite del pantano de Riaño, todo cubierto de niebla. Es lo más alucinante que he visto hasta hoy. Se ve perfectamente como el "fluido" blanco se desplaza entre los huecos que dejan las montañas. Vuelo zigzagueando en busca de un camino de vuelta. Voy algo bajo para evitar viento, atento a posibles turbulencias por los sotaventos, y muy pendiente de asegurar posibles aterrizajes.... aunque el regreso a pie, en algunos tramos, habría sido de película. También hay que tener en cuenta los cazadores, que están en plena actividad.
No paro de filmarlo todo una y otra vez, tan espectacular es el panorama. Solo echo en falta, como tantas otras veces, un compañero de vuelo, para poder darle más vida a las imágenes, y compartir estos momentos ¡amiguetes Flear-Fleareños, os eche de menos!.
El milagro se produjo, y pude volver al punto inicial. Me tocó, eso si, aterrizar a 1km del coche, porque la niebla se había tragado el punto de despegue.
A la mañana siguiente, la niebla no está presente.... ¡o al menos eso creía yo!. Al poco de iniciar mi ruta, me tengo que desviar porque la niebla, muy baja y densa me bloquea el paso. Tengo que dar marcha atrás, y decido ir hacia el pueblo de Riaño. Voy vigilando el viento... acordándome de las palabras de gasolinero del pueblo.
De nuevo unas vistas increíbles. Es bestial. El pueblo entre la bruma, sus puentes, las montañas al fondo.....
Tengo que volver pisando el acelerador. Aún así me cuesta volver... paciencia. Me paro a hacer largas rasantes sobre la antigua carretera, que el pantano ha dejado fuera del agua por un tiempo. Al pasar por el aterrizaje, compruebo que me queda gasolina para seguir camino, y es que no me canso de recorrer la zona. ¡Hay tanto que ver!.

2 comentarios:

Javi WebMaster dijo...

Magnifico vídeo y mejor piloto.
Javi Club Locosxvolar

Anónimo dijo...

Leyendo y viendo el video, con musica perfecta hace que me apasione todavia más el ser un previlegiado de poder volar con nuestro molinillos.

Me ha encantado.

Carlos
Club Paramadrid

Traducción