ALPES (5ª parte): Annecy -> Le Parmelan

28 Julio.

Repito despegue por tercera vez. ¡Que gusto no tener que andar buscando sitio!.
Despegue limpio hacia el sureste, como los días anteriores. Cojo algo de altura, y en seguida media vuelta, hacia el lago de Annecy.
Por ser primera hora de la mañana, hay mucha sombra, y no es su mejor momento "fotogénico". Pero sigue siendo un estupendo regalo para la vista. Voy a 60km/h, por lo que recorro todo el lago muy pronto…. Nada que ver con lo que tardé en recorrerlo la tarde anterior en bici (tiene 30km de carril bici de lujo).
Justo antes de llegar a Annecy, giro al este, y cruzo el lago, por encima del pico Mont Baron. Rumbo al macizo de Les Bornes, y su pico más conocido, Le Parmelan. Es una montaña muy peculiar, debido a que culmina en una sorprendente plataforma calcárea. Bueno, su pared vertical de más de 500m no está tampoco mal del todo… En su punto más alto (1 832m) hay un refugio de montaña, y un despegue de libre (acceso a pie, eso si).
Antes de llegar veo, muy a lo lejos, los 3 globos que vi en el vuelo anterior. De nuevo están sobrevolando Megeve ¡que vicio tienen!.
Me recorro varias veces el tremendo paredón, que empieza con el Mont Teret, y termina con Le Parmelan, vigilando la línea de alta tensión que sale de su cumbre hacia Annecy (ojito que aquí hay líneas de alta que pasan por sitios realmente raros). Tanto el acantilado como la plataforma son espectaculares. Disfruto aún más el vuelo recordando como lo recorrí a pie hace unos años, con mi mujer. ¡Que fácil es ahora!. Las vistas a la ciudad de Annecy, y su lago, espectaculares.
Me dieron ganas de aterrizar arriba, junto al refugio, pero no quería dar la nota. ¡Y quedaba mucho que recorrer!.
Al final del Parmelan, cambio de rumbo, hacia el noreste. A pesar del viento (10-15km/h), el vuelo es tranquilo. Puedo disfrutar del paisaje sin sobresaltos. Paso de largo la Tête de Bunant (no puedo recorrer la pared porque está sotaventada)… pero está perfecta para grabarla. Lo mismo me ocurre con la montaña de Sous Dine. Voy super tranquilo, porque a mi izquierda tengo un valle enorme, que tranquiliza (por si me fallase el motor). En realidad, hasta en los lugares más encajonados hay grandes prados que te quitan le preocupación de un posible aterrizaje de emergencia (ya hablaremos de ello….).
Al llegar a los Rochers de Leschaux, giro al sur. Es hora de ir volviendo. Sigo una carretera que serpentea por un pequeño y estrecho valle, y de nuevo cambio de rumbo siguiendo las crestas de varios pequeños macizos (Pointe de la Queblette, Téte Ronde...).
Al llegar al pueblo de Alex, muy cerca ya del lago…… ¡¡¡TRAGEDIA!!!.
Mis intestinos me la juegan… se retuercen… rugen …… ¿cuanto tiempo me falta para llegar? ¿30 minutos? Joder….¡¡¡¡NO LLEGO!!!! ¡¡¡¡ME LO HAGO ENCIMA!!!!! . La madre que me parió…… ¿porqué me tiene que pasar ésto?.
Tranquilidad… ufff.... respira hondo…. no pasa nada. ¿No volamos en un cacharro que puede aterrizar y despegar desde cualquier sitio?.
Pues nada. Le meto caña a los mandos, y a hacer barrenas a un lado y a otro, para perder rápidamente los más de 1500m que tenía sobre el suelo. ¡Que derroche!.
Menos mal, hay un estupendo campo, verdecito y bien grande. No me preocupo mucho en mirar de donde viene el viento (ya no estoy para eso…). Pero tengo suerte y aterrizo estupendamente. No pierdo ni un segundo, y me voy corriendo a un bosque 100m más lejos. ¡¡¡¡¡Siiiiii!!!!!! ¡¡¡¡¡Ahhhhhhhh!!!!!.
Que bien que entre el "set de emergencia" llevo hay papel higiénico… ejem.
Superada ésta escatológica desventura, y más feliz que nunca, recoloco la vela, y despego de nuevo. El que me haya estado viendo debe estar partiéndose de risa….. No es para menos.
Sobrevuelo el famoso castillo de Menthon-Saint-Bernard, y recorro de nuevo el lago, ésta vez por la otra orilla y en sentido contrario. Me habría gustado pasar por encima de Les Dents de Lanfon y llegar a La Tournette, pero no quise forzar el motor para recuperar la altura perdida en tan poco tiempo. Al menos si pude ver el despegue de la Forclaz, ya atestado desde primera hora de la mañana.
Llegando al aterrizaje, corto el motor con mucha altura. Es una gozada acabar así los vuelo, en silencio. Me cruzo con el trike (delta) de la escuela, y con una avioneta. Ojo con el tráfico, que aquí hay mucha gente. El día anterior flipamos viendo un caza recorrerse todo el lago, a una altura de unos 300m. Increíble…. ¡y temerario!.
Ésta vez, hago bien la aproximación, recordando que el viento cambia de dirección a pocos metros del suelo (a ésa hora). Ahora si…. aterrizaje de libro.
Vuelazo de 2:30, con aventura incluída. Buen final para el último vuelo desde Annecy.
¡Que buenos momentos te da la vida!

ALPES (5ª parte): Annecy -> Le Parmelan from patricio ruiz on Vimeo.

2 comentarios:

xavi_jandemore dijo...

buen montaje.

Felicidades!

Javi WebMaster dijo...

Hola Patricio, que vuelos te pegaste este verano.
A mí me ha pasado alguna vez pero con aguas menores y tienes que aterrizar sino quieres hacértelo encima.
A ver sí te animas a venir a Tomelloso, y por cierto conozco a quién has vendido el Ziclon.
Saludos
JaviLxV

Traducción